Auditoria

La Auditoría Energética de un edificio es un estudio completo de los aspectos técnicos y económicos que afectan directa o indirectamente al consumo de energía del edificio. El objetivo es determinar posibles mejoras o reformas encaminadas a lograr el ahorro energético y el uso racional de la energía, manteniendo o mejorando el nivel de confort previo. Por ello, la auditoría puede ser una herramienta de partida necesaria y aconsejada antes de acometer obras de rehabilitación. De alguna forma supone poner de manifiesto las carencias detectadas y proponer las soluciones más eficaces. Por su alcance, la auditoría puede ser parcial o total, abarcando, en su estudio, sólo parte o todo el edificio. Por el momento o fase en que se desarrolla, la auditoría puede ser de proyecto o de edificio en servicio.

 



El resultado de una Auditoría Energética se plasma en un Informe Final, que incorpora las recomendaciones de mejora de eficiencia y ahorro energético propuestas como más viables técnica y económicamente.
El conjunto de actuaciones propuestas generará un ahorro energético a la comunidad de propietarios que se traducirá en un ahorro económico anual y que marcará la viabilidad de las actuaciones en función del periodo de retorno de la inversión realizada.